El amor como analgésico natural: alivia el dolor con amor

El amor como analgésico natural: alivia el dolor con amor

Cuando te duele la cabeza después de un atasco, el cuello después de haber dormido en una mala posición o el dedo meñique después de pegarle una patada descalzo a la pata de la estantería del pasillo, es probable que tomes algún medicamento analgésico que te calme el dolor. 

Pues aunque no lo creas, podrías haberte ahorrado el Paracetamol y en su lugar haber mirado a la mujer o al hombre de tu vida. 

Resulta que mirar a la persona de la que estás enamorado tiene el poder de aliviar el dolor de tu cuerpo. 

La ciencia ha hablado: todo duele menos cuando miras a tu ser querido.

En un ensayo de 15 individuos enamorados, las manos de los sujetos fueron colocadas en una plancha, a la que se le iba incrementando la temperatura. 

Al controlar esta temperatura, los investigadores fueron capaces de controlar el dolor que los participantes experimentaron. Dividieron este dolor en tres categorías: indoloro, dolor moderado y dolor intenso.

Los investigadores utilizaron escáneres cerebrales para concluir que el amor hizo posible el alivio del dolor mediante la activación del sistema de recompensa del cerebro.

De experimentos anteriores con animales se sabía que la activación del sistema de recompensa puede aliviar los picos de dolor. Con el último estudio, los investigadores ahora pueden concluir que esto es posible también en los humanos. 

En la práctica esto significa que la estimulación del sistema de recompensa puede ser una posible alternativa a los analgésicos comunes.

Encuentra el amor en las mejores páginas de citas de habla hispana:

Mejores páginas de citas / Más de 40 / Más de 50 / Gay / Aplicaciones para ligar

Lo mismo ocurre con el deporte

Es bonito a la vez que romántico que mirar a tu pareja pueda aliviarte el dolor, pero por desgracia  no son sólo los ojos o la sonrisa de tu pareja  los que pueden cumplir esta función.  

Sentimos ser tan aguafiestas, con lo bonito que estaba quedando…

Para probar si era la imagen de la pareja, o simplemente pensar en otra cosa lo que funcionaba, los investigadores hicieron la misma prueba mirando fotos de personas atractivas, pensando en su deporte favorito o viendo una foto de sus parejas.

Los resultados mostraron que la foto de la pareja tuvo un efecto notable y redujo el dolor intenso en un 12-13 % y el dolor moderado en un 36-45 %. Exactamente lo mismo le ocurría a los que pensaban en el deporte.

Así que la próxima vez que tengas dolores de cabeza, simplemente mira a los ojos de tu pareja o piensa en la final de la Champions ( a no ser que seas del Atleti, que a lo mejor el dolor te empeora).