Los mejores piropos (y los peores)

Los mejores piropos (y los peores)

Un piropo puede llevarte a las estrellas o por el contrario hacer que te estrelles.  La mayoría de gente piensa que un piropo o una entrada graciosa no sirven absolutamente de nada, sin embargo, aquí pensamos que escogiendo el piropo correcto en el momento adecuado puedes marcar un gol por la escuadra a tu objetivo y causar una buena sensación desde el principio. Aquí tienes una lista con los mejores piropos y los que no deberías usar jamás.

Los piropos en la mayoría de casos son un poco ñoños o cursis, y seguramente habrá mucha gente que piensa que no funcionan en absoluto en una cita.

Tampoco creemos que un piropo funcione por sí solo. Sin embargo, son una herramienta muy efectiva para romper el hielo. Si quieres triunfar, tendrás que entrarle a tu crush de alguna manera, si no se te ocurre nada por tus propios medios, un piropo puede ser muy eficaz, ya que puedes sacarle una sonrisa sin mucho esfuerzo.

En este artículo, hemos hecho una recopilación para los peores y mejores piropos.

Los 10 mejores piropos

  • Si fuera camionero te llevaría en mi camión, pero como no lo soy, te llevo en el corazón.
  • No te lo vas a creer, pero hace 30 segundos yo era gay.
  • Tu madre debe ser pastelera, porque un bombón como tú no lo hace cualquiera.
  • Ve por la sombra, que los bombones al sol se derriten.
  • “ I love you” en inglés, “Ti amo” en italiano, y lo mucho que me gustas, te lo digo en castellano.
  • La atracción que siento por ti es más grande que el campo de Oliver y Benji.
  • ¿Crees en el amor a primera vista o tengo que pasar otra vez?
  • ¿Te has hecho daño? Perdón, te había confundido con un ángel caído del cielo.
  • Eso sí que es un cuerpo y no el de la Guardia Civil.
  • Algún día Tom se comerá a Jerry, Silvestre a Piolín y yo a ti.

Los 10 peores piropos

  • Si fueras un helado te comía hasta el palo.
  • ¿Eres policía secreta? Porque se te nota la porra…
  • Con esas peras y este plátano, menuda macedonia nos íbamos a hacer.
  • Bonitas piernas, ¿a qué hora abren?
  • Pásame el teléfono de tu ginecólogo que le chupe los dedos.
  • Eso que llevas en el pantalón, ¿es un tirachinas o que te alegras de verme?
  • Con ese culo tienes que cagar bombones.
  • Si quieres jugamos al cepillo, yo pongo el palo y tú los pelillos.
  • Me gustaría ser pirata para encontrar el tesoro que tienes entre las patas.
  • Ni duchándome se me va lo guarro que me pones.

Y el mejor piropo es…

Aquí te hemos expuesto unos pocos piropos buenos y malos, pero ni los buenos son tan buenos ni los malos son tan malos. 

Las personas son diferentes y lo que a una persona le hace gracia, a otra le puede suponer un disgusto. El mejor consejo que podemos darte es que seas tú mismo. Si funciona desde el principio, seguramente también funcionará a largo plazo!